AREA DE DESCARGA

Archivo Tamaño de archivo Descargas
pdf John D.Hannah - ¿Cómo Glorificamos a Dios_ 455 KB 7

UNA PERSPECTIVA RADICAL

No hace mucho, estaba en una iglesia para el inicio del culto de adoración. Con exuberancia y manos levantadas, el coro nos llamaba a un culto “celebrativo”, cantando “Me siento bien.” Estaba profundamente perturbado porque me parecía que tal llamamiento a la adoración estaba suponiendo que nosotros no necesitamos realmente venir hasta Dios, y que Él debería apreciar el hecho de que tomásemos tiempo de nuestras cargadas agendas para reconocer su existencia. En contraste, la validez de la fe verdadera y la razón para reunirnos corporativamente es celebrar las glorias de Dios, al confesar su gracia hacia nosotros en la adoración de su persona.

Muchas iglesias han sido presas de la asimilación cultural. Ellas han degenerado hasta convertirse en unas empresas que se sirven a sí mismas, cuya primera celebración es exaltar a Dios como dador y validar un mensaje de narcisismo cultural y ventajas personales. Tales iglesias se han acomodado a las cosas que no son eternas. La adoración genuina no es así. Esta se da cuenta de la dignidad de Dios y de nuestra dependencia de Él. No es una celebración de una posición socioeconómica favorecida dentro de un decadente estado capitalista.

Cualquier persona sana podría inclinar su alegórico sombrero a un Dios que es meramente un provisor cósmico, pero las comunidades cristianas no existen para maravillarse de su propia abundancia material. Ellas existen para adorar al Dios que es abundante en misericordia y perdón.

Descarga el PDF gratis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *